Casa Rural Bohilgues

Entorno Histórico Cultural

Vallanca tiene una larga tradición cultural gracias a sus Fiestas en honor a la Virgen de Santerón que se celebran cada 7 años del 16 al 26 de septiembre. Dónde el municipio se convierte en la capital espiritual y festiva de las tierras del Rincón de Ademuz.
La Virgen de Santerón, muy querida y venerada en esta villa, según cuenta la tradición oral dice que se apareció en el término de Algarra a un pastor de Vallanca en el 1215. Y se viene celebrando sin interrupción des de 1719 cuando aconteció una gran sequía, cada siete años la Imagen se traslada desde le ermita del Valle que lleva su nombre y permanece en el pueblo durante once días en los que Vallanca engalana sus calles de una forma especial, con arcos hechos de barda de sabina, que dan un perfume especial, en la plaza en lugar de un arco se dispone un baldaquín en la puerta principal de la Iglesia con la misión de acoger y coronar a la Virgen en la plaza.
El próximo septenario será en el 2019 donde se celebrará la 43ºEdición.

Anualmente se celebran las Hogueras de San Antón el 17 de Enero, donde todo el pueblo por barrios enciende su hoguera, y comparte comidas, concurso de Gachas y anécdotas entre los vecinos, esperando el pasacalle Vallanquero que animado por la música compone chascarrillos para los vecinos.
Fiestas de San Roque el 16 de Agosto con diferentes actividades para todas las edades.

Visita el municipio donde encontrarás la ermita de San Roque.
La cueva del hocino donde se asienta el pueblo y visita sus rincones donde descubrirás su patrimonio cultural.

Imágenes del entorno histórico cultural:
Iglesia parroquial de Nuestra señora de los ÁngelesIglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles: La parroquia de Vallanca se halla entre las más antiguas del Rincón de Ademuz, documentándose su dezmería ya en el primer tercio del siglo XIII. No obstante, el templo parroquial que hoy podemos contemplar, que vino a sustituir al antiguo, tomó su aspecto definitivo al final del siglo XVII. Se trata de un edificio barroco que posee planta longitudinal, con ancha nave central y seis capillas laterales comunicadas entre si. De su interior lo más destacable es la utilización de la decoración en esgrafiado, cuyos motivos son característicos de la última década del siglo XVII y están realizados en blanco sobre fondo negro. Aunque presentes en otros templos comarcales los esgrafiados de la iglesia parroquial de Vallanca se desarrollan con especial amplitud y perfección y son, sin duda, los mejor conservados en aquel ámbito local.
 
Ermita de San Roque: Erigida originalmente bajo la advocación de la Santísima Trinidad, su construcción tuvo lugar durante el primer tercio del siglo XVII. La planta en forma de cruz latina. Del exterior sobresale su portada, consistente en un sencillo arco de medio punto de amplio dovelaje, así como las numerosas cruces de talla insertas en los muros, cuatro de las cuales aluden a su advocación trinitaria original. Es célebre la romería que se efectúa el 16 de agosto, con gran afluencia de fieles.
 
Iglesia parroquial de San Antonio de Padua: Situada en Negrón, aldea de Vallanca. Siglo XVIII. La estructura del edificio es de una simpleza franciscana: planta rectangular, dividida en tres tramos que constituyen capilla mayor, cuerpo y coro. Desde 1868 la ermita de Negrón adquirió el rango de iglesia parroquial, servida por un rector.
 
Molino de la Villa: Su construcción se llevó a cabo a finales del siglo XVI, instigada por dos vecinos de Vallanca. Aunque en un principio contó con la oposición de la municipalidad de Ademuz, que entonces tenía el derecho de instalación de hornos y molinos en su término municipal, el molino de Vallanca finalmente fue erigido y en su fachada luce el escudo que distinguía los edificios municipales ademuceros, las cuatro barras en losange y coronadas de la Casa de Aragón.
 
Casa Abadía: Edificio de finales del siglo XVI, demolido recientemente. En su solar se ha levantado un edificio de nueva planta. Se conserva todavía el escudo familiar del cura párroco que mandó construirla.
 
Casa Pósito: Antiguo almacén municipal de granos, es un edificio que data del siglo XVIII.

Arquitectura popular: La villa de Vallanca cuenta con numerosos rincones con encanto. Un buen número de casas todavía lucen su aspecto original, con las técnicas constructivas vernáculas, que se hallan entre las mejores del Rincón de Ademuz.
 
En cuanto a las edificaciones en el ámbito rural del secano vallanquero destaca: la barraca de Josezón, una construcción de piedra seca, paradigma de las existentes en diversos puntos del Rincón de Ademuz; tanto por su gandiosidad tectónica como por su belleza formal debería estar catalogada e inventariada -Inventario del Patrimonio Europeo (IPCE)-, incluyéndose entre los monumentos locales más singulares, pues su valor arquitectónico la hace universal. Dichos edificios entroncan con las construcciones protohistóricas y de tradición celta, y fueron erigidas como refugio de agricultores y pastores en distintos momentos históricos de la expansión ganadero-forestal y agrícola de la comarca.
 
FESTIVIDDES:
• El viernes más cercano al 17 de enero día de San Antón, en cada barrio se encienden hogueras donde los vecinos se reúnen para celebrar la festividad del santo.
 
• El día 2 de agosto es la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona del municipio.
 
• Celebra sus fiestas patronales en torno al 16 de agosto, en honor a su patrón San Roque.
 
• Romería de Santerón. Esta fiesta está relacionada con la devoción santeronera. Anualmente se celebra romería al santuario conquense de Santerón, donde se congregan gentes de uno y otro lado de la frontera castellano-valenciana. El sábado de Pentecostés es celebrado en el santuario con misa, procesión de la Virgen, comidas típicas, mercado, bailes al son de la pita y la caja (tabal y dolçaina), etc. Son destacables las vistosas corridas de caballos por el prado de Santerón.
 
• Cada siete años del 16 al 26 de septiembre se celebra el Septenario de Nuestra Señora de Santerón. Se baja a la Virgen a hombros, desde su ermita situada en término de Algarra (Cuenca) hasta la Villa de Vallanca. Durante los nueve días siguientes tienen lugar las llamadas Fiestas Gordas, en las que Vallanca se convierte en la capital espiritual y festiva de las tierras del Rincón de Ademuz. El XLI septenario de la celebración mariana tuvo lugar entre el 16 y el 26 de septiembre de 2005 y el próximo, que será el XLII, debería celebrarse en 2012.
 
• El 17 de junio se celebra en la aldea de Negrón, la fiesta de su patrón, San Antonio de Padua.
 
• Vallanca cuenta, además, con una rica tradición musical popular, única en la comarca. Los expertos gaiteros vallanqueros eran reclamados antaño en todas las fiestas del Rincón de Ademuz para animar bailes, solemnizar procesiones e intervenir en cualquier acto festivo. La música de los ejecutantes de la pita y la caja de Vallanca -denominaciones locales de la dulzaina y el tamboril de las zonas valencianoparlantes- ha sido recogida y publicada recientemente en una grabación.

Los Comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.